miércoles, 31 de julio de 2013

El extraño caso del primer Mundial de Fútbol en Megadrive

Si empezamos a pensar en los juegos futboleros de megadrive, probablemente nos vendrán a la mente los FIFA, ISS Deluxe, Sensible Soccer o Tecmo World Cup’92 (vale, este último espero que no, por vuestro bien), pero en algún momento alguien se acordará de otro juego, el decano del fútbol en la consola, y mientras piensa en él posiblemente sonreirá embargado por la nostalgia y los buenos recuerdos de partidos con goleadas de escándalo.

Pionero entre los juegos de fútbol de la consola, mucha gente recuerda este título con gran cariño gracias a que se “regalaba” al comprar la consola con el famoso Mega Games I (el primer recopilatorio oficial de Sega, que incluía en un mismo cartucho a los Columns, Super Hang On y este popular juego de fútbol) .

Pero por muy buena fama que tenga entre un importante sector de jugadores (sin duda, que fuera uno de los juegos con los que estrenaban consola algo influyó), los que empezamos con una de esas megadrive “de las del Altered Beast” y conocimos este juego en su versión “cartucho solitario”, probablemente no seamos tan generosos al recordarlo.

De hecho, cuando me lo dejaron por primera vez sufrí una decepción brutal, ya que de megadrive esperaba algo espectacular y en cambio sus gráficos me parecieron prácticamente iguales a los de mi Commodore 64 con algo más de color, e incluso inferiores a los del Italia 90 al que había jugado en el Amstrad CPC de un buen amigo!

Italia 90 (US Gold.Tiertex) versión Amstrad CPC


Además, no tenía ni faltas, el sonido de la pelota parecía el de la bola de un futbolín, nuestro portero manual era un coladero, el control no era “realista” como el del prestigioso Kick Off de Amiga (también hay que ver lo que entendíamos entonces por realismo…), los jugadores eran inventados, faltaban muchas selecciones del verdadero Mundial de Italia, y además, cuando le cogías el truco, siempre marcabas gol igual…y sin embargo, a pesar de no saber por qué cojon…seguía jugando a esa castaña, siempre caía un partidito más

Porque este es un juego de contrastes, sabes que es malísimo para un jugador pero es bastante divertido (y loco) contra un amigo, el campeonato acaba haciéndose cansino pero es casi imposible no rejugarlo de vez en cuando, sus gráficos en juego son muy pobres y sin embargo las secuencias en los saques de esquina, puerta o penaltis son muy espectaculares para tratarse de uno de los primeros títulos de megadrive, y para colmo, se llama Italia 90 cuando está más ambientado en México 86. Pero no adelantemos más acontecimientos y vamos con el análisis de…

Mega Games I (incluye Italia 90)

World Cup Italia 90 (en Europa) - World Cup Soccer (Japón) - World Championship Soccer (en EUA) // Sega Soccer (en Megagames 6 in 1 y 10 in 1)

Deportes – Fútbol
Sega – Olivetti / Virgin Mastertronic
Año: 1989 - Megas: 2
Jugadores (1-2)
Niveles (24 selecciones nacionales – 7 partidos para ser Campeón del Mundo)

Introducción

World Cup Italia 90 (en adelante WC Italia 90…y podéis darle a las siglas “WC” el significado que queráis…) fue el título con el que Sega lanzó en Europa un juego que había aparecido en 1989 en Japón con el nombre de World Cup Soccer, teniendo el honor de ser el primer juego de fútbol para megadrive, y posteriormente, el primer videojuego de consola con licencia oficial de la Copa del Mundo de fútbol de la FIFA (junto a su homónimo de Master System y los títulos de ordenador) .

Contra lo que puede leerse en algunos sitios, el cartucho europeo dedicado a “Italia 90” no fue la primera versión del juego, sino que la original formaba parte de una primerísima hornada de títulos deportivos de Sega lanzados en Japón para su nueva consola de 16 bit (junto al Super League de beisbol, James Buster Douglas Boxing, Super Real Basketball y Osaki Naomichi no Super Masters, aquí Arnold Palmer Tournament Golf), presentándose en un modesto cartucho de sólo 2 megabits (cifra más propia de un juego de Master System que de la consola “mayor” de Sega) en el que primaba una interpretación del deporte directa y poco rigurosa, al estilo “salón recreativo” de entonces.

Algunos pensábamos que todo el juego podía ser así...


Si a esas características le uníamos el hecho de que en Japón el balompié interesaba más bien poco en aquellos tiempos (con la excepción del Capitán Tsubasa –nuestro Oliver Atom- de la serie Campeones), podría entenderse que el resultado final se alejase del reglamento para no saber nada de faltas, tarjetas, sustituciones, prórrogas, lesiones, tácticas, fueras de juego o penaltis (excepto en las fatídicas tandas para desempatar en las eliminatorias finales).

No obstante, en los créditos de la versión europea de WC Italia 90, se indica que Sega desarrolló este título en colaboración con los italianos de Olivetti (los de las máquinas de escribir, sí) y los británicos de Virgin Mastertronic (clásicos del Spectrum), algo que contribuiría a que este juego fuese uno de los múltiples títulos con licencia oficial del evento italiano versionado para la mayoría de microordenadores de 8 y 16 bits (en Atari ST y Amiga resulta prácticamente idéntico al de Megadrive), aunque en dichas plataformas no contó con la popularidad del Italia 90 de US Gold-Tiertex, ni tampoco debe confundirse con el World Cup Italia 90 de Novotrade.

Italia 90 (Novotrade - PC)


Pero volviendo a la versión de megadrive, llamaba la atención la existencia de distintas versiones del juego. Veamos cuáles eran sus diferencias:

Versiones y jugadores

Efectivamente, este juego ha sido "encartuchado" en múltiples versiones (World Cup Soccer, World Cup Italia 90, World Championship Soccer, Sega Soccer, Megagames I, Megagames 6 volúmenes 1, 2 y 3, Megagames 10 y alguno que me olvido).

Menú del Megagames I (compartiendo cartel con Super Hang On y Columns)


Inocentemente, podríamos pensar que, fruto de la colaboración europea, algunos de los defectillos del original se solventarían dado el mayor conocimiento futbolero de italianos y británicos. Sin embargo, su mayor contribución consistió en cambiar el fondo azul celeste de la pantalla de presentación por uno con los colores de la bandera italiana y el dibujo de la mascota oficial de aquella Copa del Mundo, el “carismático” (y horrible) Ciao.

Cuál es vuestra mascota preferida de un mundial?


A la postre, más allá del título y cierto problema con las músicas de alguna versión (que reinicia las melodías si hay alguna pausa o interrupción del juego) el gran cambio entre la versión original nipona y todas las posteriores (incluidas las europeas que conocimos por aquí) reside en que los Butragueño, Míchel, Zubizarreta o Alexanco pasaron a llamarse Lutran, Micha, Sando u Oro… 

España antes...


...y después de que Olivetti y Virgin metiesen la pezuña


En otras palabras, la versión original que “disfrutaron” en Japón tenía futbolistas reales como Maradona, Platini, Sócrates, Gullit, Hugo Sánchez, Laudrup, Lineker o Matthaus (además de algún infiltrado como Tao Pai Pai o Mao Tse Tung y algún otro un poco desubicado en el tiempo como Pelé), mientras que en las versiones posteriores del WC (incluida la versión europea del Italia 90 y la de los distintos megarrecopilatorios) , a pesar de su licencia mundialista tuvimos que conformarnos con jugadores como el polaco "Rarito" o la dupla de delanteros brasileños "Pola - Grande", así como otras curiosidades y algún jugador real se les escapó.

Delantera "bien dotada"

  
De todas formas, el tema de los nombres tampoco es que importase demasiado, ya que muy pocos juegos futboleros del catálogo de la consola contaron con nombres reales (hasta FIFA 96 –el tercero de la saga-, en megadrive lo máximo que recuerdo era tener nombres similares a los de algunos futbolistas, como pasó en el Sensible, Súper Kick Off o en este mismo Italia) y además, en el campo todos los jugadores tenían exactamente el mismo aspecto (un cabezón de cabellera negra y los hombros con el color de la camiseta) .

Ahora no tengo claro si el de arriba a la derecha es Lutran u Olanos...


Para rematar el tema del realismo, aunque los futbolistas tuviesen 4 características distintas, a la práctica, una vez elegido el equipo apenas se notaba la diferencia entre los jugadores de una misma selección (ni en su aspecto, ni  en su comportamiento, ni en su uniforme sin numerar..) y completando el desaguisado, sólo podíamos elegir a nuestros jugadores una vez antes del primer partido y otra antes de los octavos de final, pero ahí se acababan nuestras labores como entrenador, ya que después de seleccionar nuestro once, no podíamos volver a cambiar de jugadores en el resto de partidos, ni realizar sustituciones o elegir formación táctica (siempre salíamos con un 4-4-2).

Dicho esto, y antes de entrar en el juego en sí, me gustaría abordar el tema que ha dado título a esta entrada…

¿Italia 90 o México 86? (un nuevo capítulo de “las chuminadas de molsupo”) 

Este debate podría cerrarse rápidamente observando la carátula y leyendo el título del juego…WC Italia 90 parece referirse claramente al mundial italiano. Si a esto le sumamos que, al insertar el cartucho y encender la consola, después del logo de Sega aparece una pantalla con tres franjas de colores verde, blanca y roja (los de la bandera italiana) junto a la mascota Ciao (mira que no poner una pizza, este Ciao no le llega ni a la suela de los zapatos de Naranjito) y la denominación “World Cup Italia 90”, la discusión aún tendría menos sentido…en fin, todo indica que el juego se basaría evidentemente en el mundial italiano, así que fin del misterio!

Hay que estar mal para pensar que este juego no se basa en Italia 90


Pues nada de eso, porque en los cartuchos de la mega no nos conformamos con la versión fácil de la historia, menos aún cuando la entrada no iba a llegar ni a las cuatro mil miserables palabr…diiigo, cuando una serie de indicios “inequívocos” nos hacen dudar de su “italianidad”, de forma que cualquiera que conozca un poco de historia balompédica, probablemente comparta mis conclusiones y el juego le recuerde más al evento mexicano que no al italiano.

El primer elemento discordante se encuentra en la misma portada, ya que por mucho que ponga Italia 90, obviamente la imagen del juego no puede corresponderse al mundial italiano, puesto que, entre otras cosas, el cartucho original data de 1989, un año antes de celebrarse dicho evento, y no parece que en Sega tuviesen un Delorean en el garaje para estos menesteres (aunque cuando vemos a un tal Zidane en la selección de Argelia años antes que el gran francoargelino saltase a la fama, uno ya no lo tiene tan claro...)

 
Zidane en el 90 jugaba para Argelia (según Sega)


Ciertamente, la ilustración podría ser un fotomontaje o directamente un cartel inventado, pero viendo al delantero con la camiseta amarilla de Brasil marcando un gol a un portero blanquito, rubio y con uniforme azul, tengo una teoría respaldada con el visionado en youtube de los mejores momentos de los partidos de Brasil en el Mundial 86.

Así, estudiando especialmente las caras y los uniformes de los guardametas que se enfrentaron a “la canarinha”, mi conclusión es que el portero que aparece en la carátula del juego era, casi con total seguridad, el veterano exjugador del Tottenham Hotspurs y arquero de la selección de Irlanda del Norte, Pat Jennings (desde luego, nuestro Zubizarreta muy rubio no era), por lo que el delantero brasileño sería ni más ni menos que Careca (autor de 2 goles contra los isleños, y 5 en todo el torneo) y la portada estaría “inspirada” en el partido de la fase de grupos entre Brasil e Irlanda del Norte disputado en el Estadio Jalisco de Guadalajara el 12 de junio de 1986, con el resultado de 3 a 0 favorable a los brasileños.




Arriba Izq. Pat Jennings - Derecha: Careca

 
El segundo indicio a favor del mundial de México deriva de las selecciones nacionales y de los jugadores que aparecen en el torneo. Y es que, por mucho que el juego se llame Italia 90, sólo 14 de las 24 selecciones que figuran en el cartucho participaron en la cita italiana, mientras que si hacemos la comparación con la Copa del Mundo disputada en México, la cifra asciende hasta 18 de los equipos que se dieron cita en aquel Mundial (el 75%),  y aún así, Japón, China o Perú aparecieron en el cartucho sin haberse clasificado para ninguno de esos mundiales, en detrimento de equipos que causaron cierto impacto en Italia como Camerún y Colombia, o irónicamente, de Irlanda del Norte (aunque su portero esté en la portada oficial).  

Pero aún hay más, ya que si nos fijamos en los jugadores de cada selección (sobre todo en la versión japonesa del WC, que es la que tiene más nombres reales), en España encontramos una selección con la mayoría de jugadores seleccionados para el torneo del 86, como los Zubizarreta, Míchel o Butragueño. Y aunque estos tres jugaron también en Italia 90, no aparece ningún jugador español real que debutase en el mundial transalpino  (como los carismáticos Salinas, Hierro o Bakero), mientras que los Camacho, Gordillo, Calderé, Víctor, Julio Alberto, Maceda, e incluso los Arconada, Alexanco, López Ufarte o Juanito figuran entre los seleccionables para el juego pese a que ninguno de ellos participaron en la cita de Italia (estos futbolistas jugaron para España en los mundiales del 86 y del 82) … vale que Sega no tuviese un Delorean, pero es otro factor que contribuye a darle al juego ese sabor picantillo del Mundial 86 (por cierto, su mascota era un pimiento llamado “pique”)

Para acabar de decantar la balanza, existen dos curiosidades más relativas a la ambientación y atmósfera del juego que hacen referencia al mundial 86:

La primera de ellas se refiere a las celebraciones de los goles y vuelve a ser una teoría mía, esta vez más cogida con pinzas. Al marcar gol en el WC Italia 90, aparece el clásico jugador de perfil corriendo con un brazo en alto y el público enloquecido de fondo, cambiando únicamente los colores del uniforme dependiendo del equipo que llevemos. Esta imagen icónica estaba presente en multitud de títulos de recreativa, consola y ordenador de los 80 y 90 (por citar algunos, los Goal de Taito en NES o el Super –formation- Soccer de la Super), pero en el caso concreto del juego de megadrive, la imagen recuerda muchísimo a las celebraciones del jovencísimo –entonces- Emilio Butragueño (alias “El Buitre”) tras marcar alguno de sus 4 goles en el mítico partido contra la sorprendente Dinamarca en los octavos de final del mundial mejicano.

¿Parecido razonable con el Buitre?



La última curiosidad viene cuando ganas el mundial y se muestran nuestros resultados y los créditos del juego junto a una imagen que recuerda, en este caso, a las fotografías de la celebración de la Argentina de Maradona tras ganar a Alemania en la final de México 86.


No es exacto pero recuerda...


En definitiva, no dejan de ser detalles sin importancia, pero a diferencia del Italia 90 de US Gold-Tiertex para ordenadores (o incluso la versión de Sega para Master System), está claro que este WC de megadrive, salvo por el nombre, tiene bastante más del mundial del 86 e incluso de citas anteriores, que no del 90.

Jugando (Opciones, Torneo,…)

Lo primero que vemos en cualquiera de las versiones del juego es que el menú se reduce a tres opciones: campeonato para un jugador, amistoso contra la máquina o amistoso contra un segundo jugador (sólo si hay un segundo mando conectado).

Es decir, nada de opciones para configurar el tiempo de los partidos (y eso que el juego pide a gritos que se puedan acortar, ya que duran entre 9 y 10 minutos reales), sin posibilidad de cambiar el nivel de dificultad, de insertar passwords para continuar la partida otro día o de editar cualquier característica de equipos o jugadores.

Mapa para seleccionar equipo


Las dos últimas opciones no tienen secreto alguno, aparecerá un mapa del mundo para elegir, de entre 24 equipos, a nuestro equipo y al rival (puntuados del 1 al 5 en función de cuatro características –velocidad, habilidad, defensa y portero- y un promedio con el total), seleccionamos once jugadores (otra vez diferenciados por 4 parámetros con puntuaciones del 1 al 5) y ale, a jugar!

Por su parte, en el mundial está la “chicha” del cartucho, ya que disputaremos una liguilla de tres partidos (con 2 puntos por victoria y 1 por empate, puesto que el sistema de 3 puntos no se instauró en el mundial hasta el 94), y nos clasificamos para las eliminatorias si quedamos entre los 2 mejores de nuestro grupo (integrado por cuatro selecciones contándonos  a nosotros) o somos uno de los cuatro mejores terceros de grupo (paso de liarme a explicarlo, digamos que si quedas tercero y tienes suerte, te clasificas).

La fase de grupos se sortea aleatoriamente


A partir de ahí, disputamos las eliminatorias por el título desde los octavos de final, dónde cada partido es una final “anticipada” que se juega a vida o muerte. Es decir, si ganamos continuamos y si no…bueno, tranquilos que eso no va a pasar.

En el improbable caso de que vayamos empatados cuando acabe el tiempo reglamentario (algo que sólo pasará si queremos empatar expresamente o si nos olvidamos de pausar el juego cuando la naturaleza nos obligue a ir al baño), el partido pasará automáticamente a la lotería de los penaltis, ahorrándonos el suplicio de jugar una prórroga.

Estas tandas de penaltis constituyen uno de los momentos estrella del juego, ya que el juego abandona la perspectiva cenital para mostrarnos los lanzamientos desde dos espectaculares cámaras. Así, cuando jugamos la “fatídica tanda” y nos toca chutar, la cámara se sitúa en un ángulo que muestra en primer plano al jugador de espaldas que va a disparar el balón, y al fondo al guardameta en el centro de la portería; mientras que cuando manejamos al portero (y no jugamos contra un amigo) , la cámara se sitúa justo detrás de la enorme portería, por lo que vemos la imagen de la espalda del arquero a través de la red, así como la cara del delantero encargado de fusilarnos.

Los penaltis (controlando al portero) están muy bien


Y así hasta que llegas a la final y la ganas. Si, ya se sabe, no debemos confiarnos porque el fútbol es así y no hay rival pequeño, además de que ni antes éramos tan malos, ni ahora tan buenos, fútbol es once contra once y al final gana Alemania y blablablá…pero en realidad salvo accidente por intentar ver los penaltis, ganaremos cómodamente todos los partidos, incluso aunque llevemos potencias balompédicas de la talla de China o Estados Unidos…¿Por qué? Pues porque el juego es muy fácil, que aquí no hay manos negras ni villaratos que valgan…

Los partidos: perspectiva, marcadores, reglas, controles…

Como ya habréis advertido, los partidos se representan desde una perspectiva aérea (cenital) que muestra desde arriba una porción del terreno de juego, el balón y los cabezones de los jugadores de ambos equipos.

visión cenital, mapa inútil, marcador y tiempo...


Aunque nuestro campo de visión es muy reducido, y además una parte de la pantalla muestra un radar-mapa del campo completamente opaco, pero gracias a que la cámara se centra en el esférico en todo momento, podemos seguir perfectamente la acción sin perdernos nada.

Además del mencionado radar del campo (que aunque no molesta mucho, para lo poco que sirve, se podría haber eliminado o, al menos, hacerlo transparente), en la parte superior de la pantalla también vemos el marcador (con las siglas de cada país) y el tiempo de juego transcurrido. En ese sentido, los partidos duran 90 minutos, pero como cada “minuto” son aproximadamente 6 segundos, un partido entero se va a los 540 segundos, o 9 minutos (el mundial entero ronda las dos horas).

Respecto a las reglas del juego, ya se ha apuntado que los japoneses no se complicaron la vida con el reglamento, de modo que sólo debemos preocuparnos por meter gol y evitar que el balón salga de banda o de fondo. Así, aunque podamos hacer entradas a lo bestia y “segadas” por detrás, no hay que preocuparse por las faltas, tarjetas, penaltis, lesiones, cambios, tácticas, fueras de juego…algo que va en detrimento del realismo pero que también dota a los partidos de un gran dinamismo, sin apenas interrupciones ni lugar para “teatro del bueno”  durante los encuentros.

Sigan, sigan, que no ha sido nada...


En lo que se refiere al control, éste utiliza los tres botones en ataque (aunque es perfectamente jugable con 2…y hasta con uno), mientras que en defensa sólo emplea uno

Concretamente, con el botón A podemos chutar raso o rematar los balones aéreos (tanto de cabeza como ocasionalmente de chilena o cabezazos en plancha), con el botón B damos pases por alto (aunque con práctica y algo de suerte, también es posible marcar goles de vaselina) y en defensa, podemos robar el balón realizando la clásica y legendaria entrada rasante con una pierna (una segada al más puro estilo Bruce Harper), mientras que con el botón C damos un pase en corto a ras de césped bastante poco efectivo.

Bruce Harper pulsando el botón B

Asimismo, hay que tener en cuenta que controlamos al portero de forma manual (todo un Benji Price, con su gorrita incluida…y sospecho que también arrastrando las mismas lesiones crónicas), así que, cuando chute nuestro rival (por suerte, la máquina lo hará más bien poco), que Dios nos pille confesados para que el balón vaya al muñeco, porque lo de pulsar botones aquí va como le da la gana…desde mi experiencia subjetiva, con el botón C me parece que el portero hace estiradas o pone las manitas…pero a la práctica si la pelota no pasa muy cerca del arquero, creo que nunca he conseguido hacer una parada con éxito.

Por último, si por una de aquellas el balón llega a las manos de nuestro guardameta, con A sacamos con la mano (poco recomendable), mientras que con B y C sacamos en largo con un potente chut.
Paradón!


Acabando con el repaso a los controles, obviamente la cruz del control pad sirve para mover a los jugadores y, cuando estamos en posesión del balón, para señalar la dirección hacia la que dirigimos los pases y disparos a puerta.

Eso sí, en consonancia con la simpleza del resto de movimientos, ni hay posibilidad de dar efecto “banana” al balón, ni se ha implementado ningún regate o habilidad individual que permita sortear a los contrarios que se crucen en nuestro camino.

En consecuencia, salvo casos muy concretos en los que la velocidad de nuestros jugadores es muy superior a la del rival (por ejemplo, un Brasil contra China), en el 99 % de los partidos será imposible jugar de forma individual, forzándonos a combinar pelotazos largos y cabezazos para avanzar en una especie de eslalon en “zig-zag” hasta alcanzar el área contraria y conectar un remate cruzado fuera del alcance del portero.

Otros elementos que se echan en falta (a parte de dribblings y efectos) es que no se puede medir la potencia de pases o chuts pulsando más tiempo un botón, ni tampoco existe un botón para cambiar de jugador en defensa, algo que no parecería muy difícil de implementar ya que, defensivamente, sólo se utiliza un botón, en fin...

Y como no se puede decir mucho más, vamos con los aspectos clásicos...

Gráficos

Como indicaba en la introducción, Italia 90 es un juego de contrastes, y este apartado no es una excepción, combinando gráficos sencillos y extremadamente simples por un lado, y por otro un buen uso del color y algunas breves escenas espectaculares de determinadas acciones a balón parado.

Profundizando un poco más, todos los menús y elementos fuera del partido son funcionales pero pecan de una simpleza excesiva (ese mapa del mundo es un poco cutre) y de cierto mal gusto a la hora de elegir los colores (ese fondo color salmón para elegir a los futbolistas!) que en ocasiones no contrastan suficientemente bien con color de los textos y nombres.

Los menús...simple y sin concesiones al espectáculo


Obviando esta parte más accesoria, el juego en sí es muy poco innovador, siguiendo casi a rajatabla las bases asentadas por Tecmo en su mítica recreativa del año 86 Tehkan World Cup (curiosamente, volvemos al año del mundial de México), es decir, campo visto desde arriba y jugadores idénticos que sólo muestran su cabeza y parte de brazos y piernas.

El mítico Tehkan...base para este Italia 90 (y para el mítico Butragueño de 8 bit)


Sin embargo, también hay que reconocerle que, dentro de su simpleza, lo que muestra en los partidos luce considerablemente bien, con un césped que ofrece un muy buen aspecto gracias a sus dos tonos de verdes, las franjas verticales y diagonales así como una buena textura del terreno de juego, un balón cuyo dibujo se asemeja a los Adidas Azteca y Etrusco, que además gira y tiene cierto efecto de zoom cuando se eleva y se acerca (viéndose algo más grande) o cuando se desliza a ras del césped (más pequeño), alguna animación interesante como remates (y despejes) de chilena, cabezazos en plancha y estiradas de los porteros, además de una publicidad en el campo que recuerda a conocidas marcas de neumáticos o de cuchillas de afeitar.

A veces vemos jugadas espectaculares como esta...


Igualmente destacables son las poquísimas concesiones al espectáculo (llama la atención que el juego ni siquiera tiene repeticiones de los goles) a través de unas breves “escenas especiales” para mostrar los penaltis, saques de esquina y de puerta o la celebración de los goles, algo muy de moda en varios juegos de la época. Así, tanto en este WC como en el casi contemporáneo Super Real Basketball, en ocasiones especiales se mostraban jugadores de gran tamaño desde nuevos puntos de vista al estilo de las cámaras de las retransmisiones deportivas.

No obstante, estas escenas en movimiento tienen unas animaciones escasas (siendo generosos) y algo ortopédicas, con unas proporciones dejaban mucho que desear.

Los jugadores tienen una movilidad que riete de un futbolín...


Por otra parte, una vez más destaca negativamente la nula personalización de los jugadores ya que ni siquiera hay distintos colores de pelo (todos tienen cabellera negra, excepto el portero que va con su gorra todo el partido, salvo en las escenas ampliadas) y los dorsales brillan por su ausencia (no hay números en la camiseta)

En resumen, el juego se autolimita por el punto de vista elegido y por la poca espectacularidad, resultando visualmente bastante alejado del Italia 90 de US Gold-Tiertex en algunos ordenadores muy inferiores a megadrive. Pero superada la decepción inicial, su apariencia y estilo de recreativa ochentera realmente está bastante bien conseguido, gracias al buen colorido durante los partidos y a las (escasas) tandas de penaltis, resultando un juego simple pero no por ello desagradable a la vista.

Sonido

Seguimos con la montaña rusa, ya que Italia 90 vuelve a ser muy irregular en este apartado.

En lo positivo, destaca especialmente la música que acompaña a las selecciones latinoamericanas, una especie de “sambita” inconfundible que incluso se reutilizó en los menús para elegir juego en los megagames 1 y 2, y esa voz digitalizada cantando “goool”  absolutamente inolvidable.

En un término medio, las dos melodías restantes para los partidos no están mal, pero debido a lo largos que son los partidos se acaban haciendo demasiado repetitivas.

Al polaco "Rarito" le encanta la banda sonora del juego...


Pero en el lado negativo, el resto de efectos de sonido son desastrosos, la segada a ras de césped suena a algo parecido a tirar de un rollo de papel adhesivo para forrar libros, los quejidos de los jugadores al llevarse golpes o pelotazos suenan muy raros, el efecto de sonido del balón al golpearlo suena a bola de futbolín (especialmente en penaltis y saques de esquina) al movernos por los menús hay un sonido que parece el tono de un teléfono de hace 20 años, el público...directamente no existe efecto de sonido de estadio, fallando estrepitosamente para crear ambiente...

Jugabilidad y Duración

Tanto la duración como la jugabilidad de nuestro italiano no-fontanero favorito dependen de si jugamos contra la inteligencia (¿?) artificial de la CPU o bien nos enfrentamos contra un amigo humano.

Si tenemos que jugar en solitario, para calcular la duración basta con hacer unas sencillas cuentas: 9-10 minutos por partido, 7 partidos para ganar el mundial, alguna pausa para ir al baño y el resultado es que en hora y media (2 máximo) tenemos el mundial finiquitado.


El balón del Mundial 86
Claro que tenemos 24 selecciones para ir variando, pero con lo insultantemente fácil que resulta el juego, dudo que nadie en su sano juicio tenga estómago para intentar ganar el mundial con todos los equipos ¿Por qué? Pues porque la forma de jugar de la máquina te limita a hacer las mismas jugadas una y otra vez, y el hecho de que todos los equipos jueguen con la misma formación y táctica no ayuda demasiado.

Lo peor es que aquí no hay tiki-taka que valga y, debido a las limitaciones de control ya explicadas (brillan por su ausencia efectos, pases y chuts con potencia o las individualidades), al final casi todo se reduce a dar un pelotazo, controlar, pelear por el balón si nos lo han quitado, volver a centrar, rematar cruzado y posiblemente celebrar el gol …y así una y otra vez, por lo que la cosa se vuelve terriblemente cansina a los pocos minutos (es decir, probablemente en la segunda parte del primer partido estéis más que hartos del juego).


También es una lástima que no se haya incluido una opció para practicar o jugar penaltys sin disputar el partido, y hablando de las famosas tandas, la inteligencia de la máquina es bastante deficiente, ya que siempre chuta como mínimo el tercer penalty recto.


Ha sido el "6", Penalti y expulsión!!!!

En resumen, si tuviera que definir en tres palabras la experiencia de jugar contra la máquina, serían: rutinaria, repetitiva y aburrida…y sin embargo, hubo un tiempo en el que jugar al fútbol en megadrive era esto o nada, … por suerte, siempre nos quedaba la alternativa fresquita de marcar goles con el fabuloso EA Hockey, que aunque no fuese lo mismo, era mucho más divertido.

En el otro extremo, si jugamos contra otra persona, la diversión aumenta increíblemente, gracias a que, como jugadores humanos, somos mucho peores controlando al portero (y además, hay cierta tendencia a desordenar las posiciones tanto de los jugadores del campo como mover sin darte cuenta al portero y dejarlo demasiado adelantado), de forma que se rompe el encorsetamiento que te impone el modo de un jugador.

En otras palabras, jugando a dobles no tienes que limitarte a dar pelotazos en zig-zag ni a repetir hasta la extenuación los mismos remates, sino que te embarcas en partidos locos, con goles de vaselina mientras el portero está recogiendo setas al borde del área, guardametas persiguiendo con la mirada balones que se cuelan mansamente en su portería… en fin, goles y más goles, que para eso son la salsa del fútbol, pero marcados por los dos equipos en duelos infinitamente más animados que jugando solo.

Como decía el slogan: "Lo mejor para el hombre..."


Impresión Final

WC Italia 90 es un juego que acostumbra a dividir a los que lo han jugado: están los nostálgicos enamorados del juego (acostumbraban a tener un hermano o un amigo “acoplado” a su megadrive y pocos juegos que permitían jugar a dobles), los que lo recuerdan como una bazofia pero aún así son incapaces de dejar de jugarlo de vez en cuando (como mi caso o el del compañero Rappael dellaGuetto en su blog 100 juegos que me marcaron), o los que lo han probado de forma tardía y acostumbran a considerarlo un juego sencillo y anticuado (y para qué negarlo, normalmente malillo).

Pero a pesar de esta diversidad de opiniones, como bien apunta el compañero Keko en Vintage Player, WC Italia 90 es un juego que ha sido muy jugado y sigue siendo muy recordado más de 20 años después, y eso es un mérito que no se le puede negar.

Juego limpio ante todo...


En mi caso no me divirtió lo suficiente para compartir el amor que algunos sienten por este título, pero lejos de querer desmitificarlo, reconozco que está entre los juegos deportivos más directivos y accesibles para jugar a dobles en megadrive (lástima que no pueda jugarse directamente una tanda de penaltis contra un amigo sin pasar por el partido).

Dicho esto, tampoco puedo obviar que, desde el punto de vista de un aficionado futbolero, no estamos ante un buen juego de fútbol de 16 bit (si bien tampoco es el peor de la consola, se me ocurren como mínimo 3 títulos bastante más desastrosos), decepcionando tanto por la carencia absoluta de reglas como por las pocas opciones, equipos, tácticas, jugadores ficticios, falta de espectacularidad, ausencia de fatiga, efectos, dribblings, lanzamientos de falta, penaltis en juego y una propuesta de pelotazos hacia arriba muy rudimentaria y algo desfasada ya incluso en el 89 (no digamos cuando nos llegó aquí a mediados del 91). 

En resumen, WC Italia 90 es un juego histórico al ser el pionero en el fútbol de megadrive, y pese a sus múltiple deficiencias, también ha sabido jugar sus puntos fuertes para llegar al corazón de la gente.

Su sabor recuerda mucho a las propuestas de recreativa de mediados de los 80, directas y sin complicaciones, y estoy seguro que de vez en cuando me va a seguir picando el gusanillo para una partida rápida, algo que no pueden decir los Fifa 95 y cia.

PD- Gracias al Retroconsolero por regalarme ese Megagames I con el Italia 90

Qué opina la Molsupilla del Juego?

Aquí tenéis las imágenes en exclusiva de mi Molsupita jugando al Italia 90 de mega...

No sé si chutar el control pad de megadrive sirve para marcar gol, pero a ella le gusta! XD!
 

Desafíos

Aunque ganar el mundial no tiene demasiado mérito (incluso con las peores selecciones), echándole algo de imaginación existen algunos retos complicados pero ni mucho menos imposibles. En concreto os propongo tres:

- Marcar un gol en la primera parte (portería de arriba) con un chut raso pulsando el botón (A)
- Marcar un gol de vaselina con el botón de pase alto ( B )
- Forzar un saque de esquina a tu favor contra la CPU




Para saber más sobre Italia 90, molsupo recomienda:

100juegos que me marcaron

Vintageplayer

Insert Coin

Solo otro blog infame

Tiki y taka

Por encima del Bien y del Mal


31 comentarios:

  1. Un juego clásico de fútbol, que sí es cierto que es bastante malete, pero tiene un no sé qué que hace que de vez en cuando apetezca echar una partidita, y jugando con otro te echas unas risas xdd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bastante de acuerdo Isaac, aunque lo que dices de echar risas con los amigos, también he visto a más de uno un poco picadete (especialmente con el odioso portero manual) después de recibir una goleada! XD!!

      Un saludo y a ver si me paso a comentar pronto por Mundo Retrogaming (leerte te sigo leyendo, pero últimamente estoy un poco vaguete para comentar en los ratos libres ;)

      Eliminar
  2. Es el típico juego que casi todos hemos jugado por ser el único que teníamos y que se recuerda con cariño a pesar de reconocer que el juego es malo. ;)
    Y es cierto lo que dices de que terminas jugando otro partido a pesar de estar hasta los ellos del juego. XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que diría que está sobrevalorado, pero no es verdad porque aunque le tengamos cariño todos sabemos que su calidad es justita...pero vicia, muy de acuerdo, fíjate que para comentarlo iba a jugar un mundial y al final me lo he pasado tres veces!!! XD

      Un saludo!!!!

      Eliminar
  3. Antes disfrutaba más con los juegos de futbol más que ahora, ahora es todo demasiado realista y no me llama tanto la atención

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa algo parecido...los juegos de futbol actuales son impresionantes pero me da pereza tener que aprenderme tantas combinaciones y botones para ser competitivo, casi que prefiero mirar y disfrutar con juegos más sencillotes como el propio Italia, Kick Off, Sensible, Side Kicks, ISS...

      Un saludo Locke Cole!

      Eliminar
  4. Buenas Molsupo! Recuerdo los grandes piques que tenía con este juego con un amigo en su casa... yo siempre predía por goleada, pero claro, es que el se pegaba to el tiempo jugando XDDD Yo me cansaba enseguida y quería pasar inmediatamente al Golden Axe o el Street of rage, del mismo cartucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Juanjedai!

      Un clásico lo de abusar en juegos deportivos del colega que no tuviese la consola, creo que muchos hemos estado en los dos lados, el del abusador y el de víctima, jaja! (yo ahora mismo sufro palizones cuando juego a la PS3 en casa de alguien, como le decía a Locke, es que los juegos de ahora tienen demasiados botones y requieren horas de práctica -que no tengo- para ser competitivo)

      Y teniendo un Golden Axe y un SoR esperando, te entiendo perfectamente XDDDD

      Un saludo, "Hombre de Acero"!

      Eliminar
    2. Y el shinobi, el columns y el hang-on que estaban en ese cartucho tambien. Todos barrian a la copia descafeinada esta del tekhan. xddd

      Que guapa la nena, molsupo.

      Eliminar
    3. Jajaja! Gracias Sito, a mi se me cae la baba, pero como no soy imparcial no cuento XD

      Y ese megagames 6 en 1 era impresionante incluso con el Italia ("descafeinado", "dormir", "sueño"...antes de la molsupilla conocía el significado de esas palabras...XDDDD)

      Eliminar
  5. Por cierto, preciosa tu hija :D Una jugadora en ciernes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!!!! A ver si la aficiono ahí "subliminalmente" ;) , de momento chutar el mando se le da bien y hasta le divierte, jaja!

      Eliminar
  6. Cómo que cutre!!! este juego es la leche!!! después de defender al Rise Of The Robots me atrevo con cualquier cosa, pero en serio que no me parece tan cutre, es muy viejo y usa muy poca memoria, además, a dos players es un juego muy divertido, más quisieran otros...

    Un saludo sr.molsupo, ya era hora verle por aquí, y muy rica la pequeñaja, así sale jugadora fijo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Robotnik!

      Estas hecho un abogado del diablo, jeje! Por supuesto que "la Risa de los robots" juega en una liga aparte y no quería comparar al Italia con ese juegazo, pero cutre o no, el tema que quería remarcar es que el Italia peca de excesiva simpleza, que a una megadrive se le debía pedir algo más para un juego de fútbol (por mucho que fuera el primero) y que tenía demasiadas deficiencias (una cosa es que puedas jugar sin faltas y otra que no tenga opciones para activarla o te imponga el portero manual, el cambio de jugador defensivo automático)

      A dobles estoy de acuerdo que está mejor que otros, pero contra la máquina...bufff, flojete lo mires como lo mires, eh?

      Un saludo don Robotnik! ^__^

      PD- Aún no es oficial, pero lo más seguro es que a partir de ya el blog sólo tenga un análisis mensual y alguna otra entrada corta-adivinanza...hasta que la Molsupilla me ayude con las entradas...

      Eliminar
  7. Preciosísima la niña!
    Con jugadoras como ella la continuidad y el buen recuerdo de nuestra querida MD está garantizada :)

    Respecto al juego, lo recuerdo con cierto cariño.
    Mejor que el Pelé! era desde luego...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José Andrés, garantizado no sé, pero que no se diga que su padre no le ha dado a conocer los juegos clásicos ;)

      Y respecto al Italia90, aunque lo mío con él puede ser una relación amor-odio, lo cierto es que también le tengo bastante cariño, y desde luego "cosas" como esos dos Pelé! y las versiones de mega del Champions World Class Soccer o del Empire Soccer son mucho más desastrosos.

      Un saludo!!!

      Eliminar
  8. ¡Gracias por la mención!

    No había caído en lo del Buitre. Lo de Maradona en el ending es más obvio.

    Siendo el juego del 89, es normal que se columpiaran en algunas selecciones, supongo que todavía estaría por decidirse quién disputaría el mundial. En cuanto a Mexico 86, el estadio (tal y como se ve en el saque de puerta) se parece mucho al Azteca (las gradas y las banderas colgando de la cubierta). Lo más gracioso es que el corte del césped me recuerda bastante al que lucía Sarriá durante el Mundial 82, con sus rayas diagonales en el córner. Es allí donde se disputaron los partidos más míticos del campeonato, con ese triangular Brasil-Argentina-Italia. Irrepetible.

    Como bien dices, ese formato de 6 grupos de cuatro se utilizó en Mexico 86, Italia 90 y USA 94. Se clasificaban los cuatro mejores terceros. Pues bien, la primera vez que conseguí pasarme la primera fase (con Dinamarca, una victoria, un empate y una derrota), nos clasificamos ¡LOS CUATRO EQUIPOS DE MI GRUPO! empatados a 3 puntos. Prueba de que tampoco se curraron mucho el algoritmo para determinar los equipos clasificados.

    En todo caso, uno de mis juegos preferidos de MD, y en mi top-10 particular de juegos al que más horas les he echado.

    Gran review, como de costumbre. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada hombre, no me cuesta nada recomendar y compartir las entradas que me gustan de otros blogs!

      Lo del Estadio no lo comenté pero estoy de acuerdo en que las gradas también recuerda muchísimo al colosal Estadio Azteca de México, y lo de Butragueño es una teoría mía que no he podido respaldar con la foto de perfil exacta, pero creo que es bastante posible que fuese su imagen (desde otro ángulo) la que utilizasen para el juego (otra cosa es que los japoneses de aquella época no tuviesen ni idea de quién era...)

      Lo del césped con el dibujo diagonal en los córners es verdad que recuerda un montón al desaparecido Sarrià en el 82...hace unos años ví ese Italia - Brasil del 82 y es un partido antológico, para enamorarse del fútbol, desde luego (aunque para mi, muy injusto el resultado)

      Buenísima la anécdota de los 4 equipos clasificados, no me suena que me haya pasado nunca, pero de este juego no me extraña (imagino que como mínimo, en otro grupo sólo pasaría el primero con 6 puntos y 3 victorias y el 2ª, 3º y 4º tendrían un triple empate entre ellos y 2 puntos cada uno...como vosotros teníais 3 pts, todos fuera XD!)

      Muchas gracias por el comentario y un saludo!

      Eliminar
    2. Buenisimas reviews me he leido varias tio, espero hagas mas jeje llegue aqui por algunas que hicistes en el otro lado donde tengo cuenta y ya he hecho una yo del Power Rangers por si la quieres ver,por cierto sabrias decirme como se averiguan los cheats en el videojuego y porque no salen por defecto esas cosas en el juego en si como vidas infinitas, niveles,seria curiosos enterarse o que hicieses un articulo gracias por adelantado un saludo :)

      Eliminar
    3. Muchas gracias, y siempre que saque tiempo seguiré analizando juegos, que todavía me apetece comentar un montón de títulos (estoy preparando los 3 próximos, aunque de momento tengo muy poco escrito de cada uno)

      No soy muy de los Power Rangers, pero el análisis te ha quedado muy bien, y como te dicen los compañeros en el foro de EOL, está genial que después de tanto tiempo siga vivo el hilo del juego de la semana de megadrive, por allí hay auténticos cracks y análisis ES-PEC-TA-CU-LA-RES (así, con mayúsculas! XD)

      Lo que preguntas de los cheats y los trucos, entiendo que te refieres a su origen en general (porque del Italia 90 no conozco niguno que funcione) y es un tema muy interesante. No soy experto, pero casi seguro que todo empezó con el juego de Atari 2600 "Adventure", en el que el autor ocultó una llave que no era imprescindible para completarlo, pero que si la conseguías podías abrir una habitación secreta en la que se leía el nombre de su autor (en aquella época Atari no dejaba que los autores "firmasen" los juegos, por lo que ell programador tuvo que idear este truco o "huevo de pascua"...por cierto, que si esta historia te interesa, existe una novela titulada "Ready Player One" que parte de esta base para desarrollar una historieta muy amena)

      A partir de ahí, algunos trucos y secretos son sorpresas que guardan los programadores, otros menús y opciones son parte del desarrollo que se descarta pero se queda (intencional o accidentalmente) en el código y se puede acceder,...es un tema bastante interesante, si averiguas algo o cualquiera quiere explicar más, podéis comentarlo por aquí sin problema y así aprendemos.

      Un saludo!!!

      Eliminar
  9. Gracias tio por tu respuesta y gustarte el analisis mio tambien jejej ,espero mas juegos de tu parte estos analisis son buenisimos que lote de reir con todos tienes un humor contandolos jajaja en fin un saludo tio.

    ResponderEliminar
  10. Buenas compañero!
    Lo primero decirte q tienes una hija preciosa y yo como padre se lo que llena verla con un pad en las manos (o pies jajaja).
    Lo segundo es darte las gracias por la mención, con estos analisis q te curras, dan ganas de donar muchos mas juegos (alguno mas caerá, de eso puedes estar seguro).
    Lo tercero es echarte la bronca por meterte tanto con Ciao (a mi me mola un huevo, si no es mi favorita, es una de las que mas me gusta)
    Cuarto. Me encanta el trabajo de investigación que has hecho y los argumentos que expones sobre el porque es México 86 y no Italia 90. Lo de Zidane me dejo loco!
    Quinto y ultimo diré que el juego en si no es una maravilla (yo tb prefiero los de Hockey como ya te comente en tu otro analisis) pero en la época daba bien el pego y a dobles aun se deja jugar.
    Un saludo y enhora buena por otro trabajo bien hecho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tal Retroconsolero!

      Gracias por tus comentarios, y por resaltar el trabajo de investigación. A mi los protagonistas de la carátula o los nombres de los jugadores, y hasta la imagen del Buitre celebrando los goles eran curiosidades me parecen interesantes, y de las que no se había escrito demasiado por internet (o mejor dicho, yo no he encontrado ninguna referencia a la carátula)

      Sobre el juego en sí, bueno, está casi todo dicho y ahí sí que hay coincidencia prácticamente total con todos los artículos que enlazado y los comentarios...indispensable compañía (y bien predispuesta) para disfrutarlo.

      Lo del agradecimiento era más que merecido, sin tu regalazo hubiera tardado bastante más en ponerme a escribir del Italia 90...y precisamente con la de veces que me has ido recomendando tú por ahí, qué menos...

      Sobre Ciao...bueno, supongo que a alguien tenía gustarle, jaja!

      Un saludo!

      PD - Muchas gracias por lo de mi niña, y no tenía ni idea de que también eras padre, pero sabiéndolo seguro que estás preparando un futuro jugón-jugona ;)

      Eliminar
    2. Pero si ya te lo había puesto en la entrada que nos presentaste a tu niña! Ya veo el caso que me haces jajaja.

      Eliminar
    3. Ops! Perdón, perdón! Es que en esa entrada salieron muchos padres y no me acordé de todos ^___^'

      (de todas formas, estaba puesto pero ahí, "a lo sutileza", con lo de "bienvenido al club" ................no cuela, no?, jaja!)

      El mensaje tuyo que sí que ví tarde fue en el que comentabas que te atrevías a echarle un ojo al Arcade Power Stick de megadrive...si al final nadie me lo puede ver por aquí, ya te diré algo por email para enviártelo.

      Un saludo!

      Eliminar
  11. Perdón por el comentario plasta.
    Djamel Zidane jugó con Argelia los mundiales del 82 y 86. De hecho Algeria hizo bastante buen papel. No tiene nada que ver con el superclase francés, que por cierto tiene raíces argelinas.
    Otro que se les coló en la delantera argelina al trastocar tanto nombre, y que aparece en una de tus imágenes es Rabah Madjer. Campeón de Copa de Europa con el Oporto marcando este golazo.
    http://www.youtube.com/watch?v=C4B--qYWIKs
    Te dejo un enlace a la historia de Zidane también
    http://es.fifa.com/classicfootball/players/do-you-remember/newsid=1029890/index.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Michael!

      Nada de comentario plasta, almenos para mí que me encanta el fútbol de esa época (y eso sin demasiado factor nostalgia, que era demasiado pequeño para acordarme) y no conocía nada del Zidane de Argelia, se agradece mucho el enlace sobre el futbolista, y en general me ha servido para aprender mucho más de esa selección norteafricana en los 80 (realmente me parece un equipo interesante con esa generación de futbolistas que llegó al mundial del 86 y que incluso había brillado más en el 82 cuando derrotó a la RFA)

      Sí que conocía el mítico taconazo de Madjer con el Oporto contra el Bayern para ganar la Copa de Europa, pero ni había caído que también salía su nombre en el Italia 90, y por supuesto, siempre es un placer ver ese gol en la final (y con la publicidad de Commodore en el estadio, que siempre es un plus para un aficionado al videojuego;)

      Un saludo y gracias por comentar...

      Eliminar
  12. Buenas noches, alguien me podria decir cuales eran las cuatro habilidades a elegir para los jugadores? Gracias de antemano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!

      Por este orden:Speed o velocidad(s),Kick o Disparo-chut(k),tackling o entrada-segada(t)y Accuracy o precisión(a)

      Todas son muy evidentes excepto la última. No obstante, en realidad casi no se notan diferencias entre jugadores de un mismo equipo, sino que es la estadística de cada selección en conjunto la que tiene más peso en el juego.

      Un saludo!

      Eliminar
  13. Acá podés ver una de las fotos cuando los jugadores levantan la copa, hay otras de mejor perspectiva, pero es la que encontré rápido :)

    http://edant.clarin.com/suplementos/especiales/2005/08/01/d005ah02.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, esa foto es la que digitalizaron y se muestra cuando ganas el Mundial, muchísimas gracias por tu aportación!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...