miércoles, 27 de noviembre de 2013

FIFA International Soccer (2ª parte)

(Viene de la primera parte...)

Tengo un recuerdo muy especial del verano del 94, con los amigos, las salidas en bici, la playa, o el fantástico Mundial de Fútbol de Estados Unidos (no es el primero que recuerdo por edad, pero sí uno de los que viví más intensamente). 
 
Así, entre partidos a las tantas de la madrugada y las repeticiones de los mismos, las quedadas en grupo para emular las desventuras de los Salinas, Caminero, Luis Enrique y cia. en megadrive fueron épicas, con auténticos festivales de FIFA en los que los Roberto Idas, Pablo Carreras o Randy Delucchi vengaban afrentas y codazos en la nariz de los italianos. 


Lus Enrique tras la "caricia" de Tassotti
 
Aquellas tardes daban para un montón de anécdotas, como las broncas cuando alguien se saltaba la prohibición de usar el truco de los goles, las risas si el que controlaba a un jugador que iba a ser amonestado empezaba a correr y veías al árbitro persiguiéndolo incansable por todo el campo hasta que le sacaba la tarjeta, o una antológica discusión porque “alguien” dio un tirón del cable y se quejaba de que le habían desconectado el mando y por eso encajó un gol de oro en una final, …

Pero mejor nos dejamos de batallitas, cerramos el show del descanso patrocinado por Blatter, y vamos con la segunda parte del análisis, esta sí centrada en exclusiva en el cartucho del primer FIFA



Configuración y modos de juego

FIFA cuenta con unas cuantas modalidades de competición entre selecciones (como ya se ha explicado, esta versión no tenía clubes) y un montón de parámetros previos configurables, siendo el modo estrella, por supuesto, el Torneo equivalente al Mundial de Fútbol, que en FIFA es disputado por 24 selecciones (elegidas aleatoriamente entre las 48 disponibles) en una primera fase de grupos (divididos en 6 grupos de 4 selecciones); más una fase final desde octavos de final hasta la finalísima a base de eliminatorias a partido único.

La fase de grupos de un Mundial
Para pasar la fase de grupos necesitábamos ser uno de los 2 mejores equipos de nuestro grupo o ser uno de los cuatro mejores terceros de grupo, mientras que el hecho diferencial de las eliminatorias lo marca el que, si vamos empatados en los partidos clave, el juego no tiene tanda de penaltis (aunque si podemos ver un penalti durante un partido) y tras las dos prórrogas reglamentarias, se sigue jugando a “muerte súbita”, es decir, por muchos minutos que pasen, la eliminatoria no finaliza hasta que alguien marque el conocido como “Gol de Oro”.

Otros tipos de competición que se incluyen son el clásico partido único (exhibición), una liga a dos vueltas (de hasta 8 selecciones) o una copa con eliminatorias a partido único (como el torneo, pero saltándose la fase de grupos). 

Asimismo, cabe destacar que todas las modalidades de juego (excepto lógicamente el partido único) utilizan passwords aceptablemente cortos que permiten continuar en cualquier momento, algo muy de agradecer si todavía sois unos enfermos como yo que juegan en la consola real en lugar de tirar de emulación y "savestates".


Vecino...que he pasado a cuartos de final, cambia la contraseña del WIFI!


Por su parte, otras opciones para configurar el partido hacen referencia a su duración (desde 2 minutos por parte hasta la duración real de 45), el tipo de terreno de juego (artificial o natural, y dentro del segundo, seco, cálido, húmedo o mojado), si los jugadores se cansan o no (simulacro o acción), las reglas que se aplican en el partido (sobre todo la posibilidad de desactivar expulsiones y fueras de juego), el portero manual o semiautomático e incluso la modalidad del control (explicada más adelante).

Mi configuración preferida es la de partidos de 2 minutos por parte (4 como máximo, o los marcadores serán demasiado abultados), en simulación (para que afecte la fatiga), portero automático (el manual me parece incontrolable), todas las faltas activadas, fuera de juego desactivado (activándolo se arruina el ritmo del juego), cronómetro continuo y tipo de campo a gusto del consumidor (aunque si se juega el torneo, recomiendo césped natural y no tocar el clima, ya que la CPU irá cambiando las condiciones climáticas al azar) 
 
Y yo sin paraguas...

Equipos, opciones “tácticas” y los jugadores.

En relación con el plantel de equipos a elegir, el primer FIFA ofrece 48 selecciones nacionales más un equipo especial, el EA Sports All Stars, que supone el rival más fuerte del juego, pero no incluye clubs ni ligas nacionales (algo que llegaría con FIFA 95) .

En ese sentido, cada equipo recibe una puntuación global entre el 1 y el 9 (en realidad, la peor selección tiene un 2) en función de seis categorías distintas (Tiros, Carrera, Pases, Defensa, Marcaje y Portería), aunque cuando elijamos selección, no veremos el dato numérico sino unas barras parecidas a las usadas para medir la energía en los juegos de lucha.

FC Barc...diigo, Qatar contra Alemania, partido igualado...

Las mejores selecciones del juego (tras el All Star, que es el equipo perfecto con todo 9) son las de Alemania (que era la vigente campeona del mundo) e Italia, ambas con un promedio de 9, seguidas de Brasil, Argentina, Holanda y la sorprendente Dinamarca (que en el 92 se había proclamado campeona de Europa) con un 8 de total, y un grupito de selecciones de 7 con España, Francia, Inglaterra, Austria, Bélgica, Colombia o Uruguay…mientras que las peores son Qatar (2) y las débiles Nigeria (en realidad, las “águilas verdes” serían una de las revelaciones en el Mundial del 94) Costa de Marfil, Luxemburgo, Hungría y Hong Kong (todas ellas con un 3).

 
Pese a su puntuación de 3, sí se puede...

Por otra parte, tanto antes del partido como durante el mismo (pausando el juego en cualquier momento) se puede acceder a un completísimo menú dónde, además de darnos acceso a las repeticiones y a varias estadísticas, se incorporan múltiples posibilidades tácticas que, bien utilizadas, tienen su influencia en el desarrollo del partido; a saber, hasta 5 tipos de formación (incluyendo desde el clásico 4-4-2 hasta formaciones con líbero), la posibilidad de elegir el once titular y/o hacer cambios de futbolistas en cada partido (a pesar de ser ficticios, cada jugador tiene hasta 13 parámetros distintos, siendo esencial para los delanteros la “precisión en el tiro” –que es otra forma de decir puntería- y, en cierta medida, la “velocidad”), ordenar la predisposición del equipo (“todo ataque”, “ataque”, “defensa”, “todo defensa” o “tiro de fondo”) y hasta elegir el radio de acción por el que se moverán cada una de las tres líneas del equipo (defensas, centrocampistas y delanteros).

Modificando la cobertura del equipo

Por último, respecto a los jugadores, hay que destacar que hay unas pocas estrellas inspiradas en jugadores reales (en Bulgaria juega un tal Hristo Stankov, o en Portugal Luis Figarros) pero la mayoría de los jugadores son totalmente ficticios y sus nombres son bien los de los programadores del juego, bien los de sus familiares, amigos y hasta trabajadores de EA de otros departamentos (así llegó a “La Roja” el gran crack Randy Delucchi  ). De este modo, además de formar la mayoría de la temible escuadra EA All Stars, los programadores integran gran parte del plantel de varios equipos (por ejemplo, Jan Tian aparece en Canadá, pero también hay un Janco Tianno en Brasil y un Jan Tianseng en China bastante sospechosos…)

El auténtico Luis Figarros

Los controles

Desde el punto de vista del control, jugar al primer FIFA supone una experiencia fácil y directa, aunque con sus particularidades. Así, lo primero que llama la atención es que la vista isométrica implica que las direcciones por defecto vienen configuradas en diagonal, es decir, para ir recto hacia arriba hay que marcar la diagonal de arriba+derecha y para bajar en línea recta, la diagonal de abajo+izquierda. Explicado por escrito suena rarísimo, pero lo importante es que es muy fácil hacerse a este tipo de control, y además, siempre puede cambiarse en el menú de selección de control por uno más clásico.

Pantalla de selección de equipo (con el botón A cambiamos la flecha dentro del pad)

Otra característica es que los jugadores tienen algo de inercia al moverse, de forma que a veces da la sensación que casi patinen sobre la estrella que rodea sus pies y que indica al hombre que controlamos (este efecto “resbaladizo” podría ser una herencia de la saga NHL también de EA).

Por su parte, es importante destacar que todos los botones pueden mantenerse apretados varios segundos incluso mientras avanzas con el balón, con el objetivo de realizar pases-chuts más fuertes y largos (en SNES incluso se incorporó una barra para medir la fuerza), algo que apenas se percibe en los disparos (que ya de por sí son fuertes) pero que sí es muy útil y llamativo en los pases. 

Además, al mantener pulsado un botón mientras movemos al jugador en posesión de la pelota, el esférico permanece más o menos pegado al pie y, dependiendo de la habilidad que tenga asignada ese jugador, podrá saltar para esquivar una entrada o resistir una carga sin perder el balón.
el primo morenito de Hierro luciendo codos

Centrándonos en las funciones de cada botón, el pase largo y alto se realiza con el botón A, y aunque un despeje defensivo con C –el chut- puede cumplir la misma función de colgar el esférico, lo cierto es que con el botón de pase largo, el balón va mucho mejor dirigido buscando al compañero desmarcado.

El botón B sirve para dar pases cortos y rasos, pero ya he adelantado que desgraciadamente, éstos carecen de la precisión deseable. No obstante, es un botón importantísimo, ya que dando pequeños toquecitos al B mientras avanzamos, conseguimos unos autopases en corto que son la mejor manera de avanzar superando rivales (difícilmente nos iremos de medio equipo rival, pero sí podemos driblar y superar a uno o dos contrarios antes de chutar o pasar).


El efecto del taconazo es sorprendente...

Por último, con C rematamos a puerta tanto con potentes chuts y zapatazos como realizando espectaculares remates de chilena o cabezazos en plancha dependiendo de la distancia y la altura entre el esférico y el jugador, pero si no estamos en posesión del mismo, machacándolo también sirve para esprintar y correr.




...pero el remate de tijera-chilena es aún mejor!


Además, hay alguna combinación, como B+C que en ataque sirve para hacer paredes en corto (difíciles de ejecutar y poco efectivas), pero que en defensa ejecuta un violento empujón con ambas manos (que siempre es falta y muchas veces se sanciona con tarjeta), y que a veces nos saldrá sin querer en el fragor de la batalla (recordemos que C también sirve para esprintar y B para robar, por lo que a veces combinaremos esos dos botones tan rápido que el juego lo interpreta como el comando B+C y ya la tenemos liada).


B+C = Viva el Fair Play!!!

El resto de movimientos defensivos se resumen en una entrada rasa con el botón A (la imprescindible segada) y el intento de cortar con el pie con B

Puro teatro...


Asimismo, el juego también se caracteriza por tener muchos movimientos automatizados, algunos puramente estéticos y otros que, la verdad, son poco o nada efectivos. Por ejemplo, si nos acercamos a un rival disputando a un balón, nuestro jugador automáticamente luchará con brazos y codos por ganar la posición, pero si tenemos que rematar un córner por alto, el jugador se tirará en plancha e impactará con la cabeza sin dejarnos elegir altura o dirección en un remate que es casi imposible que acabe en gol.
Remate de cabeza automático (no será gol)

Por último, si elegimos el portero semimanual (y también si hay un penalti aunque lo tengamos automático), deberemos pulsar B y señalar derecha o izquierda para realizar paradas, aunque en mi opinión el control del arquero manual es muy irresponsable y poco recomendable.

En el fondo, teniendo el portero en automático y si uno no quiere complicarse mucho la vida, puede llegar a jugarse a FIFA con un solo botón (el C) , algo que desmuestra que la base del juego es sencilla, pero si queremos profundizar en el juego, el resto de botones gana protagonismo y amplía muchísimo el abánico de posibles jugadas.


Estirada espectacular del portero (pero como era un remate automático, sabía que lo pararía)
Pero las peculiaridades de los partidos las guardo para el siguiente apartado …

El estilo de juego

A día de hoy puede parecer de risa, pero en aquella época juegos como este FIFA, o los tan citados Sensible y Kick Off, recibían la calificación de “simuladores”, ya que la cantidad de opciones que incluían y las potenciales formas de jugar que ofrecían los hacían mucho más completos y “realistas” que los juegos denominados “arcades”.



Pausando el juego accedemos a este completísimo  mac menú
Dicho esto, hoy no cabe duda de que los primeros FIFA entrarían en la clasificación de fútbol-arcade. En concreto, el estilo de juego de FIFA es el opuesto al tiki-taka, es decir, poca combinación y mucho pelotazo, patadón y juego directo…lo que no es mejor ni peor ni menos realista o divertido, pero sí bastante limitado para lo que hoy entenderíamos por un simulador.

Es verdad que pueden intentarse paredes y pases cortos, pero lo más efectivo es buscar el pase largo desde la defensa hasta los delanteros y centrocampistas ofensivos, para que éstos disparen cañonazos desde fuera del área buscando el gol lejano.
 
Ejemplo del típico gol desde fuera del área


A pesar de esta sencillez de conceptos, los partidos ofrecen cierta variedad gracias a la cantidad de movimientos y animaciones que deleitan nuestra vista con jugadas espectaculares (taconazos, controles de pecho, chilenas, cabezazos…)

Sin embargo, las críticas más comunes sobre el juego que he encontrado se dedican a atacar la mecánica del juego, afirmando que ésta se reduce al pelotazo desde la defensa y a marcar goles siempre de la misma manera, en concreto buscando las diagonales desde fuera del área o explotando un infame fallo que comentaré después.

En mi opinión, dichas críticas son bastante injustas, ya que efectivamente hay unas zonas del campo (cercanas a los vértices del área) con un alto porcentaje de gol si disparas en diagonal, pero ni mucho menos es absolutamente infalible, ya que las posibilidades de éxito en esos disparos dependen muchísimo de la puntuación del portero (marcar un gol al EA All Stars es todo un reto por mucho que conozcas los puntos “calientes”) y, sobre todo, del nivel de tu equipo (y concretamente, de la precisión en el tiro del jugador que chute, algo que complica mucho las cosas si llevamos a las selecciones más débiles).

En segundo, porque aunque los porteros te dejan una sensación de aleatoriedad desconcertante (e irritante en muchos casos), lo cierto es que en FIFA se puede marcar gol casi desde cualquier sitio del campo (incluso goles desde más allá de mediocampo, por ejemplo, para este análisis he conseguido uno desde mi propio campo jugando con Nigeria contra Noruega), aunque sí que resulta llamativo que se marquen muchos más goles desde fuera del área que no desde cerca del portero.



El portero Qatarí es un coladero

El tercero, porque si juegas llevando una buena selección (de 7 en adelante) probablemente se cumplan todos los tópicos, es decir, porcentaje altísimo de éxito chutando desde ciertos puntos con porteros casi imbatibles si no se les chuta desde esas zonas, pero el juego sigue ofreciendo un reto extraordinario cuando llevas a selecciones muy débiles, dado que cuando la precisión en el tiro desciende en picado, ya puedes chutar las veces que quieras desde los “puntos calientes” que en muchas ocasiones, el disparo ni siquiera pasará cerca de la portería y se perderá entre el fervoroso público.

En ese sentido, invito a cualquiera que encuentre aburrido y fácil este FIFA a jugar con selecciones muy descompensadas como Nigeria o Costa de Marfil, ya que aunque tienen porteros malísimos sus delanteros son suficientemente decentes (en realidad, con Nigeria recomiendo comprobar la precisión en el tiro y poner de delanteros al número 10 Daniel Walker y al 14, Sidney Ibuku). De esta forma, en vez de partidos tenemos auténticos festivales de goles en ambas porterías…y para un reto aún mayor, probad Luxemburgo o Hungría (cuya puntería es absolutamente tan pésima que es un suplicio marcar un gol) ya que si no hacéis trampa (es decir, el truco del gol), sufriréis y mucho.



La plasticidad de las chilenas me sigue encantando

Por otra parte, está el famoso e infausto defecto del juego que permite marcar a placer robando el balón al portero de cabeza cuando éste saca, pero si bien admito que en su tiempo lo había utilizado bastante (sobre todo si iba apurado en el marcador), es una técnica completamente censurable y le resta absolutamente toda la gracia al juego, de forma que ya en su momento teníamos un pacto de caballeros entre los colegas para no usarlo y ahora me obligo a no usarla nunca.


En lo que se refiere a la inteligencia artificial de la máquina, ésta tiene una competitividad bastante ajustada, de forma que te deja jugar mucho y no te achucha de verdad hasta que intentas entrar en el área rival, pero siempre se guarda un as en la manga, de forma que a las mejores selecciones les puede bastar un chut a puerta para marcarte un gol y complicarte la vida (mientras que si tus delanteros no tienen buenas estadísticas de puntería, puedes estrellarte contra el portero rival fácilmente una decena de veces sin premio). 

Daniel Walter y Sidney Ibuku...dos cracks nigerianos
 

El mayor borrón en lo que se refiere a I.A. vuelve a ser el tema del portero, ya que siempre está bajo los palos y tan cerca del balón que nos deja con la duda de porqué a veces hace paradones y luego se come goles imperdonables (en otras palabras, es muy difícil ver un gol a portería vacía -sólo ocurre cuando el portero se cae al césped tras un rechace- y en algunos goles el balón “atraviesa” al portero sin que sepas porqué no ha parado el balón). 

Además, en la programación no contemplaron algunas formas más interesantes de marcar gol, por lo que se convierte en imposible realizar acciones como una vaselina o driblar al portero, pero al final es algo que le da vidilla al asunto y que, para un juego de 16 bit, no son pecados muy graves.

Los gráficos

Los gráficos en general muestran unos colores vivos, luminosos, veraniegos y alegres, (mucho más que los de las versiones siguientes, más apagados, aunque usen más variantes en los uniformes) pero aunque tengan muchas virtudes a destacar, resulta imposible empezar por otro apartado que no sea el de la novedosa perspectiva del campo: una vista isométrica (en diagonal) que se queda a medio camino entre la amplitud de la cenital-vertical (Sensible) y la espectacularidad de la horizontal (European ClubSoccer, Tecmo World Cup), pero que en general cubre bastante campo y muestra una cantidad de detalles impresionante para lo acostumbrado en megadrive, moviendo hasta 10 y 11 personajes (entre jugadores de los dos equipos y el árbitro) en una misma pantalla sin demasiados problemas.

6 nigerianos (de verde), 4 noruegos (rojo) y el árbitro...11 personajes en pantalla


Respecto a la perspectiva isométrica, cabe destacar que ésta no era en absoluto ajena a Electronic Arts (Desert Strike, The Inmortal…), pero con FIFA se pondría muy de moda en los 16 bit, viviendo una segunda edad de oro (la primera sería la del “filmation” en los ordenadores 8 bit) con los Light Crusader, Landstalker, Sonic 3D Blast, Cool Spot in Hollywood…y especialmente en los juegos deportivos (si bien los Goal de Jaleco ya la habían utilizado con cierto éxito en NES). 

Goal 2! de NES (gran precedente de FIFA)
 

Así, a la estela de FIFA llegaron varios ejemplos deportivos del “calibre” de los infaustos clones de Accolade Pelé! y Pelé 2!, el no mucho mejor Fever Pitch Soccer, Total Football o cambiando de deportes, los David Robinson Supreme’s Court, NBA Action 94, Brett Hull Hockey’95, Olympic Summer Games: Atlanta 1996, así como otros clásicos de EA Sports como NBA Live’95-98 o el Rugby World Cup’95 (este último recicla sin pudor el motor del primer FIFA, con los mismos menús, mismo estadio y diseño de jugadores muy similar, aunque con animaciones propias para adaptarse a un partido de Rugby).

Rugby World Cup 95...Roberto Idas está pluriempleado...

Dejando a un lado la perspectiva, el escenario de los partidos muestra un terreno de juego cuyo color y aspecto varía en función del clima y del tipo de césped (aunque gráficamente sólo hay un Estadio a nivel de diseño y público, existen hasta 5 posibles tonalidades de verde para el césped –incluyendo un campo artificial-, y algunos cuentan con texturas y detalles muy resultones, como las franjas verticales y horizontales formando cuadrículas en el terreno seco).

Respecto al tamaño de los jugadores, hay que admitir que éste resulta algo pequeño (en especial comparado con versiones posteriores o los ports de PC y SNES) aunque aceptable, pero queda compensado con creces con sus extraordinarias animaciones– según la publicidad de EA incluye más de 2.000

Gracias al sobresaliente nivel de dichas animaciones, se pueden realizar con una fluidez envidiable movimientos tan variados como entradas, saltos, chuts, cabezazos en plancha, chilenas, taconazos, controles con el pecho, saques de banda, codazos, empujones, volteretas para celebrar goles, porteros capaces de estiradas y vuelos impresionantes, etc

Voltereta celebrando un gol (ni Hugo Sánchez)

Además, la figura del árbitro aparece en todo momento campando como un jugador más (algo que se perdió en tanto en SNES como en FIFA 95) y tiene sus propias animaciones para señalar faltas y amonestar con tarjetas, y hasta los espectadores se muestran más vivos que nunca y tienen animaciones propias para agitar banderas, mostrar pancartas, protestar, aplaudir...
Tarjeta por fingir?

De esta forma, el primer FIFA brillaba por la ambientación conseguida a base de un enorme cuidado en los detalles, como el ya citado público, las completas repeticiones (que desde el menú de pausa, permitían en cualquier momento recuperar casi 10 segundos de acción, y no sólo siguiendo el balón sino incluso fijando la cámara en un jugador concreto o punto del campo), el marcador electrónico con sus mini-secuencias para celebrar los goles (como una especie de chica hawaiana bailando, tres tíos haciendo la ola, “smileys” rebotando o un cohete aterrizando en la luna…) o las banderas de cada país ondeando al viento con cositas como el escudo en la de España o el sol en la de Argentina. 

Aloha!!!
 

Asimismo, los colores de los uniformes se asemejan bastante a los reales (se agradece ver a España de rojo y con pantalón azul y no con pantalón verde -como en Super Side Kicks- camiseta amarilla -Capcom Shootout de SNES, Champions World Class Soccer...), aunque no haya dorsales –el número del jugador aparece junto a la típica estrella de EA que indica al jugador que controlamos en ese momento- ni rayas en las camisetas y las medias deban coincidir obligatoriamente con el color de la camiseta (salvo para el portero, que siempre lleva pantalón negro y medias blancas, cambiando el jersey e incluyendo una raya de otro color).

Por el lado negativo, hay que reconocer que todos los futbolistas tienen exactamente el mismo diseño, con sólo un par (o tal vez tres) tonos de piel (negros, blancos y diría que hay un tono intermedio) y dos colores posibles de pelo (negro o castaño-rojizo), sin que puedan darse distintas fisonomías entre los jugadores de un mismo equipo (por ejemplo, no podemos ver un Brasil con 4 jugadores blancos y morenos, 5 negros y 2 rubios, algo en lo que está por detrás de Super Kick Off, Sensible y sobre todo, del ISS Deluxe)

Reflejos felinos del portero...
En lo referente al balón, hay que decir que siendo puntillosos, éste no acaba de sincronizarse con las acciones de los futbolistas, aunque es algo que no tiene mayor incidencia a la práctica. Es decir, si pulsamos chutar, el control es responsable y el jugador dispara el balón al momento, pero aunque veamos salir al esférico disparado, la pierna del jugador realizará el movimiento de patearlo más lento y acabará poniendo el pie en el sitio correcto cuando el balón ya esté lejos del jugador, algo que puede pasar desapercibido en juego pero que se percibe muy claramente en las repeticiones.

Pero obviando detalles muy pequeños, los gráficos son sobresalientes en lo que se refiere a animaciones y movimientos, muy notables en el uso de color, en la ambientación y en los detalles, y cumplidores en el resto de aspectos, siendo (y eso ya es una opinión personal) mis preferidos de entre todos los FIFA que salieron en megadrive.

El sonido

Aunque lo normal en este apartado es hacer hincapié en la música, con FIFA hay que hacer una excepción y empezar con los efectos de sonido, ya que éstos rayan un nivel de excelencia increible para una megadrive.

En ese sentido, las digitalizaciones de voces y sonidos no tenían nada que ver con algunos desastres que habíamos podido oir en esa consola, empezando por la varonil voz inicial del “EA Sports”, siguiendo por algunos quejidos de los jugadores al recibir golpes (con un gruñido probablemente reciclado de los NHL de hockey o los John Madden), y rematándolo con toda la tecnología bautizada como “stadium sound” para proporcionar una atmósfera alucinante en nuestra propia casa.

Ese invento, el “stadium sound”, hacía sonar como nunca los rugidos del público en cada ocasión de gol, los abucheos por las entradas duras, sus estallidos de júbilo en los goles…y sobre todo, a una masa de “hooligans” cantando al unísono algunas tonadillas habituales en los partidos disputados en las islas británicas (ahora, entenderlas era casi imposible, según un colega una decía “viva el cordobés!” y yo le decía que era “híper corteinglés!”, otra hacía algo así como “y entonces, Clemente, oeee”, otra que llamaba a “Ooooliver” o a una tal “Eeeeelenia”). 
 
Vi-va el Cordo-bés, pum, pum, pum!

Con tal protagonismo de los efectos sonoros, lógicamente las músicas quedan en un segundo plano, sonando únicamente en los menús de pausa y en las diversas pantallas de opciones entre partidos. Aún así, hay unas cuantas composiciones (4 como mínimo) y todas ellas son bastante aceptables.

Jugabilidad y duración

La mayoría de lo dicho en el apartado relativo al estilo de juego sirve igualmente para hablar de la jugabilidad, destacando especialmente que el juego es simple y accesible de salida, sin que cueste mucho marcar goles pero que, si uno quiere, puede “explorar” y explotar todas sus posibilidades para llegar al gol.

Por supuesto, si tienes alguien con quién jugarlo es cuando es más divertido (como cualquier juego deportivo antiguo), y hay que destacar que FIFA incluye la posibilidad de 4 jugadores simultáneos en un mismo partido, aunque únicamente con el adaptador de EA “4 Way Play” (por desgracia, no era compatible con el multitap de Sega). 
 
4 Way Play de EA para conectar 4 pads

Pero tanto contra un jugador humano como contra la CPU, la diferencia de nivel entre los equipos sirve para equilibrar muchísimo la balanza incluso si los rivales no tengan la misma habilidad, y especialmente alarga muchísimo la vida del juego contra la CPU para quien quiera ganar el Mundial con todas las selecciones sin usar el truco de la vergüenza.

Algo que a veces se descuidaba en los juegos de fútbol de la época pero que tiene más importancia de la que parece a la hora de jugar contra la máquina, son los resultados de los partidos que tú no juegas, ya que determinan si los partidos más importantes que vas a jugar contra la CPU serán contra los equipos más difíciles o bien que te puedas encontrar a cualquier equipo de tres al cuarto en la final, dándole un puntito de “aumento de dificultad” (además de realismo) a los torneos. 

El lado derecho del cuadro es tremendo
 

En ese sentido FIFA es mejorable pero cumple, de forma que en el Mundial se producen bastantes sorpresas (es fácil ver que una selección pequeña elimine a Alemania o a Brasil), pero normalmente jugaremos la final contra un equipo medianamente potente (es casi imposible ver una selección controlada por la CPU con una media por debajo de 6), algo que siempre es de agradecer y que inexplicablemente estropearían posteriormente en FIFA 95, dónde los resultados de la CPU eran muy aleatorios y no tenían en cuenta las cualidades del equipo, siendo igual de probable ver en la final a Brasil que a Arabia Saudí.
Por cierto, jugamos por la antigua Copa Jules Rimet, aunque tras 1970 se cambió el trofeo por la actual Copa del Mundo

En lo que se refiere puramente a su duración, ganar un Mundial con la duración mínima y sin jugar prórrogas se consigue en media hora escasa (por suerte, en la competición no nos obligan a jugar partidos de 10 minutos como en Italia 90 o de duración real como pasaba en el Lakers vs Celtics), pero la cantidad de equipos, opciones personalizables y los distintos modos de competición ayudan a alagarla (la duración, que esto no es un "extender" de esos). Eso sí, hay que reconocer que los FIFA 95 y posteriores supieron darle muchos más alicientes gracias a los torneos entre clubes.

Impresión final

Como semilla de una de las sagas más lóngevas y vendidas del mundo de los videojuegos, FIFA International Soccer tiene un lugar reservado en la historia. Pero lo interesante es ver si, además, sigue siendo divertido y vale la pena jugarlo hoy.

Y en ese sentido, es fácil encontrar opiniones acusándole de no resistir bien el paso del tiempo, de haber envejecido mal, de ser “durillo de jugar” y hasta recibir ataques motivados por la mala fama de la actual EA (para algunos) o por no tener punto de comparación con los juegos actuales (compárate a ti mismo con tu “yo” de hace 20 años y luego dime quién lo lleva peor). 

Esto para los que critican a este FIFA ;D
 

Así que, aunque reconozco que llevaba muchos años sin tocarlo, antes de analizarlo he querido volver a jugarlo a fondo para ver si el factor nostalgia me estaba jugando una mala pasada; pero debo decir que, aunque ya no pueda verse como un simulador, por lo demás mi memoria no me engañaba y me ha seguido pareciendo un juego divertidísimo, con un estilo simple y directo que deja sensaciones parecidas a las del EA Hockey (NHL), rápido, con muchas ocasiones de gol, ni demasiado fácil ni demasiado difícil, y con movimientos muy fluidos y resultones para lo que es una megadrive.

Es verdad que este primer FIFA no ha llegado (desgraciadamente para él) al nivel de las leyendas del ISSDeluxe y del Sensible Soccer, que mantienen a día de hoy una base de jugadores en activo y que siguen disputando torneos, pero también es verdad que estos juegos tuvieron varios años para formar esa base de fieles –no precisamente en megadrive- y tampoco han tenido que sufrir la migración de sus jugadores año a año como ocurre con los FIFA (ISSDeluxe “podría” estar en los primeros peldaños de la saga PRO, pero con muchas comillas).

Por el contrario, muchos juegos como FIFA (o el primer NBA Jam, SuperMónaco, Road Rash, NHL…) estaban condenados al semi-olvido a partir de la entrega siguiente (algo que sigue pasando a día de hoy). Por eso, cuando muchos compramos FIFA 95 ansiosos de poder ganar la Liga española con el Lleida o con el Albacete, automáticamente abandonamos al pobre FIFA.

Pero aunque los dos primeros FIFA resulten muy parecidos visualmente, la actualización no sólo corrigió ciertos defectos (como el fallo odioso del saque del portero) sino que también alteró suficientemente la forma de jugar para que, como mínimo, los partidos fueran distintos (otra cosa ya es que pueda gustar más uno u otro).

En resumen, la jugabilidad del primer FIFA es tan directa como la de un Sensible, sus animaciones están a la altura de ISSDeluxe dentro de sus proporciones, y aunque esto es una opinión muy personal, me parece más divertido y accesible que las continuaciones de FIFA en megadrive, y en especial, que su secuela, FIFA 95, que aunque sea decente, lo considero demasiado parecido al FIFA de SNES, más mecánico y tosco. 




Campeooones, oee, oee, oeeee
 

Después de mi apasionadísimo alegato en favor del primer FIFA, debo ser honesto y dejar por escrito que uno no puede hacer una recomendación general sobre este juego, y más si tenemos en cuenta que, dentro del mundo retro, el género deportivo suele restar algo marginado (mi teoría es porque mientras plataformas, yos contra el barrio o juegos de naves siguen frescos y no tienen que sufrir demasiadas comparaciones con los juegos actuales, los deportivos y de conducción han ido evolucionando con la tecnología hasta nuestros días, y ya se sabe que lo que hace un día era realista, hoy parece terriblemente desfasado), pero para los fans del retrofútbol más “arcade”, FIFA de megadrive es un imprescindible entre los juegos de selecciones nacionales y sigue teniendo sentido jugarlo (aún existiendo versiones posteriores), ya que además de entretenido, su estilo es suficientemente distinto de todos los demás para justificar unas partiditas de vez en cuando.

Enlaces recomendados:

http://blogs.gamefilia.com/robotnik16/18-09-2010/36026/fifa-international-soccer-esto-si-que-es-futbol

http://www.hobbyconsolas.com/reportajes/fifa-soccer-perspectiva-isometrica-57450

http://100juegosquememarcaron.blogspot.com.es/2012/08/061-fifa-international-soccer-1994.html

http://sports.yahoo.com/blogs/nhl-puck-daddy/puck-daddy-chats-ron-barr-unforgettable-face-ea-142705243--nhl.html

http://100juegosquememarcaron.blogspot.com.es/2013/04/059-fifa-soccer-95-1994-mega-drive.html

http://blogs.gamefilia.com/robotnik16/14-03-2011/40532/fifa-soccer-95-mas-futbol-y-mejor

http://blogs.gamefilia.com/robotnik16/10-05-2011/42038/fifa-soccer-96-el-final-del-campeonato-se-aproxima

http://cartuchosmegadrive.blogspot.com.es/2013/11/20-anos-de-una-leyenda-del-futbol-1parte.html



Video-juguemos al fútbol!!!!

27 comentarios:

  1. Muy buen analisis tiooooo jejejeje, se esperaba mucho la segunda parte. Lo que mas me hace gracias recordar era cuando te sacaba tarjeta el arbitro y podias correr jajajajaj, a mi me gustan este y el 96,casi por igual. pero algo mas el 96 por poder jugar con clubes :)

    Ojala sigas con estos analisis, que son divertidisimos y muy completos, y que no te demores tanto en el siguente jejeje. Disfruta de la familia y los videojuegos, cuidate crack.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Miguelillo, me alegro de que te haya gustado y espero que te vaya muy bien a ti también!!!

      Lo del árbitro persiguiéndote era un cachondeo...con los amigos teníamos la teoría que si le hacías correr mucho rato, se cabreaba más y te enseñaba tarjeta roja directa, pero no estaba científicamente demostrado XD

      Y espero poder seguir con los análisis por bastante tiempo, pero lo del retraso en las publicaciones me temo que va a ser habitual, ya que desde la niña es una odísea sacar tiempo para otras cosas (incluso para jugar ;)

      Para endulzar la espera, en los enlaces recomendados de esta entrada tienes análisis de varias versiones y ediciones de FIFA, hasta hay alguna del 96...

      Un saludo!!!

      Eliminar
  2. Sip, las he visto crack jejeje.Cuando haces analisis, los haces completisimos , por eso molan tanto( a mi por lo menos).Cuando sea mayor tu hija, le pones la intro de Seeegaaaa del primer sonic y ya la enamoras jajajaj. En fin hasta el proximo analisis tio cuidate :).

    PD: por cierto, propongo como idea el Demolition man( me encanta la peli y el juego de mega mola tambien jejeje), sino cosecha propia tuya , un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Buen consejo, algo de eso he probado ya (cuando nació, en el hospital le puse un par de veces el emulador de megadrive de la dingoo y el Sonic), que aunque no sea muy soniquero, es una de las mejores formas de que conozca Sega...por cierto, hoy viéndome jugar al Lemmings sí que se lo ha pasado en grande, creo que le encantan sus musiquillas ;D

      Y tengo pendiente cumplir otra petición que me hicieron hace unos meses, pero me apunto el Demolition Man para analizarlo en un futuro. No es un juego que haya jugado mucho, aunque recuerdo que me llamaba la atención el análisis de las revistas, pero nunca probé el cartucho en su momento.

      Más adelante, en emulador primero y luego vía everdrive sí que lo he ido probando y me gusta bastante (reconozco que más que la peli, que por mucho que el rollo de las tres conchas y la sociedad del futuro me parece muy divertido, nunca consigo pasar de la hora sin dormirme, a ver si la intento ver alguna vez de día :P)... sobre todo esa primera fase del juego de Demolition Man me encanta por lo que me recuerda al genial Robocop vs terminator -otro pendiente de visitar el blog-

      Un saludo y a cuidarse!

      Eliminar
    2. Pasa los años y no me canso de jugar a esto.Ahora con Luxemburgo y las mega estrellas Roger Selecki, Moete, Birame, Biallo o Alan Noah. Que juegazo señores.

      Eliminar
    3. Roger Selecki siempre me hizo pensar en Robert Prosinecki...jugón!!! xD

      Por lo demás, tiene mucho mérito jugar con Luxemburgo, como digo en el análisis, con Hungría me parecen las dos selecciones más débiles del juego por su falta de puntería, incluso aunque Qatar esté por debajo de ellas en lo que a promedio se refiere.

      Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Genial y exhaustiva, como siempre, retrospectiva del primer Fifa.

    Tu fantástico análisis me ha recordado detalles que había olvidado completamente. Lo que sí recuerdo perfectamente es que jugaba con el portero en manual para controlarlo yo mismo y así no cagarme en él y sus fallos aleatorios del modo automático.
    Anda que no disfrutaba las tardes de verano jugando a los Fifa. Con tu artículo me has hecho entrar el gusanillo de volver a echar alguna partidilla para recordar los viejos tiempos.

    Esperando con ganas el siguiente artículo. Tomate tu tiempo, se perfectamente lo que absorbe el ser padre. Una abraçada company.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Salore! ¿Y con el portero manual las parabas más? Yo es que no lo he usado mucho, pero cuando lo pruebo me da la sensación que, aunque acierte el lado del disparo y haga la estirada, no sé cuándo la va a parar o si es culpa mía cuando marcan por haberle dado tarde...

      Échale alguna partidilla algún día que yo lo he vuelto a encontrar muy divertido, sobre todo jugando con equipos modestos para disfrutar de partidos igualados.

      Una abraçada!!!

      Eliminar
  4. Gran artículo, como siempre molsupo, últimamente tengo poco tiempo para estas cosas así que no me enrollaré demasiado.. Como creo que ya dije en la entrega anterior, este FIFA "94" es mi preferido de la serie, aun con lso pequeños "defectos" que pueda tener. Me gusta porque tiene algo especial y porque creo que es la edición que más reto presenta, algo que se echa de menos en el '95, que podía haber quedado de lujo si no hubiera cambiado tanto las mecánicas. aun así, cuando salió (el '95) me pareció el juego de fútbol más completo que se había hecho nunca, si se juega desde un punto vista más realista y se dejan a un lado los truquillos típicos, se convierte en un gran "simulador".

    Pues eso, esperando la próxima entrega...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Robotnik! Y lo del tiempo no te preocupes, màs tardo yo en comentar y escribir últimamente (tengo pendiente, entre otrasm tu entrada del Samurai Shodown, y sobre nuevas entradas, el otro día me hice una lista personal de casi 50 juegos que necesito comentar por aquí, y me preocupa no sacar tiempo para jugarlos otra vez y escribir mis minientradas XD). Eso sí, desde el móvil sí que os voy leyendo a todos...

      Para mi este también es mi FIFA favorito, aunque pensaba por tu blog que a ti te tiraba un poco más en 95...y entre lo que te he releido a ti y a RdlGetto sobre el 95, me estoy pensando darle otra oportunidad algún día (y eso que no está en esa lista de 50 futuribles del blog :P)

      Un saludo enormeeee!

      Eliminar
  5. Buenas Molsupo, ya esperábamos con ganas esta segunda parte.
    Menuda impresión ver la primera foto y encontrarme con mi paisano Luis Enrique con la napia del revés jajajaja.
    Por desgracia este es el único FIFA que me falta para mi amada Mega Drive, aunque en compensación lo tengo para Super Nintendo. Si, se que me vas a decir que no es lo mismo, pero al menos es algo no?
    Enhorabuena una vez mas por esos pedazo de analisis que te curras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Luis!

      Es que esa imagen de Lucho es inolvidable y tenía que ponerla para hablar del mundial del 94, y eso aunque en aquella época tu paisano me caía fatal (cosas de la vida, acabaría siendo uno de mis jugadores preferidos, sobre todo por ser una "rara avis" que triunfó a pesar de tomar el puente aereo en dirección Barcelona -cuando normalmente los que más daban que hablar eran los que hacían el inverso a lo Schuster, Laudrup o luego Figo y Ronaldo)

      El de SNES no es lo mismo...ale, ya lo he dicho, cómo me conoces! XD...pero preparando este artículo he descubierto que hoy en día la gente lo recuerda con más cariño de lo que pensaba, así que algo bueno tendrá (y eso que en su día los juegos de EA Sports no tenían demasiado buen cartel en las consolas de Nintendo comparados con las de Sega)

      Y muchas gracias por el comentario, se hace lo que se puede con los análisis!

      Un saludo!

      Eliminar
  6. Da gusto perderse por artículos tan elaborados y extensos.
    Cojeo un poco en materia de juegos deportivos, así que aprovecho estos para empaprme de impresiones y anécdotas.
    Buen trabajo compañero ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más gusto me da a mi tener comentaristas fieles que estáis ahí hasta cuando analizo juegos que en principio no os interesan...muchas gracias José Andrés! Te debo no sé cuantos comentarios por tu blog, pero como he dicho por ahí arriba, que sepas que aunque no comente últimamente, sigo leyendo y siguiendo todos mis blogs favoritos (y Xtremeretro claramente está entre ellos)

      Un saludo!!!


      PD- y el del retroconsolero es otro de esos blogs, que se me ha olvidado decírselo a Luis arriba ;)

      Eliminar
  7. Pedazo de reportaje te has marcado! No soy muy futbolero, ya ves que en mi blog solo he hablado de un juego de fútbol en dos años y vas que te matas, pero me he leído las dos partes de pe a pa.

    Compañero, podrías hacer toda una enciclopedia de juegos de fútbol. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sikus!

      Pues ya lo he dicho alguna otra vez, pero en su día estuve tentado en hacer un blog sólo de juegos de fútbol y baloncesto …lo que me sabe mal es torturaros a los fieles al blog con estas entradas tan “deportivas” (en un año y pico han caído 3 juegos de fútbol y 2 de baloncesto), ya que precisamente muchos de vosotros coincidís en no ser muy aficionados a estos géneros, así que espero que no se os hagan demasiado pesadas.

      Un saludo, y de paso, felices fiestas!!!

      Eliminar
  8. Fantastico y extenso articulo como nos tienes acostumbrado ;-) me has hecho recordar muchos juegos de futbol de los 8 i 16 bits... que recuerdos...
    Yo empecé con los juegos de futbol en la SNES con el Soccer Shootout (que por aquí comentas) muy malo si lo comparamos con este Fifa, pero con su encanto.

    Este Fifa en concreto lo jugué piraton en el PC de un amigo, pero donde disfrute mucho con el futbol y videojuegos fue con el FIFA 98 (tambien en el PC) y sobretodo con el 99, o ya con el ISS Pro de PSX o los PES de PS2.

    Recientemente he estado jugando al ISS Deluxe de SNES, que no lo jugué en la epoca, pero que es una autentica passada.

    Salutacions amic!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ei Scroll, muchas gracias por tus “palabros”!

      El Soccer Shootout de Capcom lo he probado varias veces en emulador y, más que malo, lo recuerdo muy descompensado, con cosas que me da la sensación de que están muy bien (los gráficos y el estilo de juego arcade con cierto aire “Super Side Kicks”, el fútbol sala,… ) y otras que me fastidian bastante (no dan una con los colores de los uniformes, me suena que el balón era gigante, y creo que tenía algunas “lagunas” aplicando el reglamento)…pero no me dejó mala sensación del todo y es un juego al que tengo ganas de darle caña de verdad algún día para ver si es divertido.

      De todas formas, para mí el fútbol en la Super lo eclipsaron primero Super Soccer, y luego los ISS e ISSDeluxe de Konami…con esas joyas, me parecía difícil que el mismísimo FIFA se hiciese hueco en la consola de Nintendo por muchos clubes que incluyese.

      En PSX la cosa ya se desmadró con la consagración de Konami (con las sagas Goal Storm, Pro y Pro Evolution por un lado y los Deluxe y “estilo Nintendo64” como el ISS 2000 por otro) la resistencia de FIFA (en mi opinión, tocó techo muy rápido con el gran FIFA 98 y a partir de ahí empezó a caer en barrena hasta la generación PS360 aunque comercialmente no les fuese mal) y los intentos curiosos de otras compañías (el juego de Ronaldo de Infogrames, el Libero Grande, los Actua Soccer, Adidas Power Soccer, los Tsubasa, Olympic Soccer,…)

      Salutacions i bon nadal!!!

      Eliminar
    2. Exacto! Descompensado seria la palabra. Yo en su momento le pegué mucha caña, pero tambien es verdad que no tenia muchos mas juegos asi que era eso o nada XD.
      Lo que me gustava eran las musicas, los efectos que le podias dar al chutar el balon, i que tenia modalidades de juego bastante atractivas. Las tandas de penaltis molavan mucho, pero incompresiblemente un penalti durante el partido no era como los de las tandas WTF! XD
      Hace ya un tiempo le dediqué una brebe entrada en retroscroll. Saludines! http://retroscroll.cat/2012/soccer-shootout-el-futbol-segons-capcom-snes/

      Eliminar
  9. Maravilloso y simpático análisis, creo que no podrías haber desmenuzado mejor esta leyenda de juego. 100% de acuerdo en absolutamente todo. Lo que representó este primer FIFA en su momento fue una apuesta por la renovación en los juegos de fútbol que, por suerte, dura hasta hoy. He llegado por aquí de casualidad y me apunto a seguir el blog sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado la entrada de FIFA, Tiantian, y muchas gracias por el comentario, es del tipo de cosas que animan a seguir ;)

      Confieso que mi ritmo no es muy alto, pero cuando publico intento dar lectura para bastante tiempo...pero nada, mientras no salga la nueva entrada tienes bastante material de megadrive para leer por aquí, espero que también te guste.

      Un saludo!

      Eliminar
  10. Impresionante el análisis que te has marcado de este Fifa.
    Cuando mis hermanos y yo descubrimos este juego de fútbol después de verlo analizado en la revista Hobby Consolas, no nos lo pensamos dos veces y nos hicimos con él. Dejaba en paños menores a todos los aparecidos anteriormente (nos encantaban, y nos encantan, los juegos de fútbol). Jugábamos a todos los que salían y el que más nos gustaba (antes del Fifa) era el European Club Soccer. El FIFA era otro mundo.
    Hacíamos nuestros propios campeonatos y ligas (aunque sólo fueran selecciones) que apuntábamos en papel, con los máximos goleados y los mejores en asistencias. Incluso con Costa de Marfil podías ganar.
    Le dedicamos infinidad de horas. Antes de este Fifa, los dos juegos deportivos a los cuales les dedicamos las mismas o más horas fueron John Madden Football'92 y al inigualable NHL Hockey (éste último con una jugabilidad casi insuperable, en lo que a juegos deportivos se refiere).

    Un megasaludo. Y ánimo con el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Josescalador!

      Cambiando "hermanos" por "amigos" suscribiría punto por punto tu comentario, en especial lo de los listados en papel con nuestros resultados (con los colegas cada uno apuntaba sus resultados en la final del mundial -y antes ya lo hacíamos con las copas de europa e intercontinentales en el European-..y teníamos 3 listas copiadas a mano cada uno!)

      Costa de Marfil aunque fuese un desastre en defensa y portería, aún era medianamente competitiva en ataque, a mí las que me desesperaban y con las que encuentro mayor reto son Luxemburgo y Hungria (pobres Kubala y Puskas)...no chutan entre los tres palos ni que los maten y así es casi imposible marcar gol.

      El John Madden nunca lo llegué a entender, pero como vosotros, antes de FIFA estábamos enganchadísimos al European (lo de jugar con nuestros clubs en megadrive era muy grande, y ya cuando dominábamos, hacer campeón a un 17 Nentori de Albania, a un Floriana maltés o a un Kuusysi Latti finlandés era alucinante) , y la versión de selecciones del NHL (EA Hockey) era simplemente un vicio continuo (ya sabes que esos dos los tienes analizados por aquí -año 2012 ;)

      Muchas gracias otra vez por los ánimos y un saludo!

      Eliminar
  11. yo creo que el máximo reto fue meterle un gol al portero de Italia era imbatible ese porterazo. y me acuerdo que Luxemburgo tiene mala defensa, mala central y mala ofensiva pero su portero Roy simone es un arquerazo.
    yo una vez gané un partido contra Brasil usando a Luxemburgo me atacó brasil como 20 veces en 4 minutos del primer tiempo y no me metieron gol y así fuí 0-0 y el acabó el partido 0-0 y los tiempos extras 0-0
    y me fuí al tercer tiempo extra y a los tres minutos de juego una genialidad de uno de mis delanteros y gol y gané ese partido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Gran anécdota...no recordaba que el proterio de Luxemburgo fuese tan bueno, pero si lo dices me lo creo sin problema, es más, era una de esas grandezas del juego por lo que tanto me gustan, que lejos de ser selecciones con características más o menos "estandar", aquí influía muchísimo la calidad de jugadores concretos, sobre todo en casos de selecciones flojas como ésta o Nigeria que comentaba yo (que tiene algún centrocampista y delantero digno del mejor Brasil)

      Un saludo y perdón por no responder antes ;)

      Eliminar
  12. Es increible como los FIFA de Mega Drive fueron de más a menos. FIFA International Soccer y FIFA 95 fueron los mejores sin lugar a dudas, aunque le faltaran cosas que si trajeron los demás, como la tabla de goleadores o jugadores reales. La jugabilidad, la animación, el sonido, la música, el entretenimiento eran muy superior a los posteriores. El peor de todos fue el último, el FIFA 98, ese sí que no distinguía un jugador de Camerún de uno de Suecia. Ahí todos eran rubios (o calvos) y encima en los gráficos de análisis de cada equipo/selección habían muchas coincidencias: Estonia tenía las mismas cualidades que Argentina porque vestían igual o Malta con el Barcelona, entre otros muchos. Fue extremadamente chapucero, se ve que tenían mucha bulla por meter a todas las selecciones y sacar el juego rápidamente y no cuidaron ningún detalle. Por cierto, los del público en el FIFA International gritaban: "quince contra tres," o "Sueeeeeecia"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 15 contra tres! Jajajajaa!

      Mira, el FIFA 98 es el único que me falta en mi colección de megadrive, pero entre que lo poco que había probado no me motivaba y lo que comentas aquí, seguro que no pierdo el tiempo en pujar por él...qué desastre, igualar Malta con el Barça, tendrán valor, todo el mundo sabe que los halcones malteses se meriendan a los Rivaldo y compañía que andarían por aquel Barça.....

      Del resto de tu comentario, también de acuerdo, creo que fue una saga que en megadrive fue cayendo poco a poco con cada entrega.

      Un saludo y perdón por el enorme retraso en contestar!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...